Notícias

Tu Carpintería de Aluminio

¿Qué es la carpintería de aluminio?

¿Qué es la carpintería de aluminio?

Cuando se lleva a cabo una reforma, la carpintería de aluminio engloba a todos aquellos productos fabricados con aluminio, principalmente las ventanas y las puertas, pero también, las mamparas, ventanas, estructuras divisorias, etc.

Esta carpintería metálica supone un gran avance, ya que presenta varias ventajas respecto otras carpinterías como, por ejemplo, la carpintería de madera. Es por eso que si estas pensando en utilizar la carpintería de aluminio para llevar a cabo tu reforma, a continuación, explicaremos las distintas ventajas y desventajas de esta para ayudarte a aclarar las ideas y tomar la mejor decisión.

Ventajas y desventajas de la carpintería de aluminio

Como ya hemos comentado, las ventajas de la carpintería de aluminio son varias, a continuación, las vamos a explicar:

  • No inflamable

La seguridad y la protección aumenta en tu hogar, ya que el aluminio es un material que no es inflamable. Esto hace que las posibilidades de incendio se reduzcan considerablemente.

  • Durabilidad y fácil mantenimiento

El aluminio no solo no es inflamable, sino que también es un material muy resistente. Esta cualidad permite que el producto no se estropee con facilidad a causa de golpes o adversidades climáticas. Además, cabe destacar que, su limpieza y mantenimiento es mucho más sencillos que otras carpinterías, como por ejemplo la de madera, ya que no se acumula tanta suciedad.

  • Diseños versátiles

La carpintería de aluminio se adapta a todo tipo de usos, obra y necesidades gracias a las características de los materiales y los avances de las nuevas tecnologías. El aluminio es un material fácilmente moldeable y que puede ofrecer una gran variedad de acabados y colores. Esto hace que se puedan llevar a cabo cualquier diseño con un resultado tanto estético como funcional.

  • Económica

El precio de la carpintería de este material, suele ser más económico que la de otros materiales como el PVC o la madera. Como ya hemos comentado antes, requieren menos mantenimiento y presentan una vida útil larga, eso hace que el coste a largo plazo sea menor que con otros materiales.

Por lo que hace a las desventajas, cabe destacar que el aluminio es un material que presenta una alta transmitancia térmica. Esto hace que, en algunos productos, como las ventanas y las puertas, haya una pérdida de la temperatura. Cosa que supone un aumento del gasto energético y económico para tratar de calentar o enfriar la vivienda.

Una forma de solucionar este problema es instalando una rotura de puente térmico con un material que sea aislante entre los perfiles del cerramiento, pero esto puede suponer un coste económico mayor.

Otra manera de mejorar el aislamiento es incrementando el grosor del acristalamiento. De esta forma nos adaptamos también a las normativas relacionados con la eficiencia energética en el sector de la construcción.