Notícias

Tu Carpintería de Aluminio

Ventanas de aluminio correderas en Barcelona

Ventanas de aluminio correderas en Barcelona

A la hora de decidir que tipo de ventanas y el sistema que vamos a colocar en nuestro hogar, nos entra la duda, la forma de apertura de una ventana afecta día a día más de lo que parece.

Las ventanas de aluminio en Barcelona correderas son una de las mejores opciones, ya que, permiten mayor amplitud, luminosidad, una mejor atmósfera y climatización de las habitaciones.

Una ventana corredera es aquella en que sus hojas deslizan sobre unos carriles, desplazándose a la izquierda o a la derecha para la apertura del hueco. Al contrario de las ventanas practicables, que se abren abatiéndose sobre las bisagras situadas en los laterales.

Actualmente las ventanas correderas son las que más aceptación y demanda tienen en los hogares y en este post hablaremos de las ventajas e inconvenientes de las ventanas correderas para ayudarte a reafirmarte en tu decisión, o, por el contrario, para que tengas esta opción que quizás no habías tenido en cuenta.

Puntos a favor

  • Seguridad, al no haber hojas abiertas hacia dentro, no hay picos con los que darse en la cabeza.
  • Las vistas, en muchas ocasiones las vistas pueden ser tapadas con los perfiles de las carpinterías abatibles, mientras que las correderas llegan a tamaños de hoja mayores con más porcentaje de vidrio lo que, además, las hace más atractivas.
  • No hay invasión del espacio interior, no importa lo que tengamos debajo o delante de la ventana ya que, podrá abrirse sin tener que retirar nada ni quitarnos libertad de movimiento en la habitación.
  • Las ventanas de aluminio en Barcelona correderas son un sistema más económico ya que, al ser los perfiles de marco y hoja más sencillos y el mecanismo de los herrajes también más simple, suelen ser sistemas más económicos.

Puntos en desfavor

  • No se puede abrir todo el hueco, al menos la mitad de la ventana estará siempre cubierta por cristal.
  • Las ventanas de aluminio en Barcelona correderas, son menos eficientes que las abatibles al tener juntas de cepillo, la hermeticidad nunca es la misma que la de las ventanas de apertura abatible.
  • La limpieza es más difícil, para limpiar el cristal hay que sacar el brazo por fuera por lo que se nos hace más difícil movernos.
  • Al tener juntas de cepillo, la entrada de ruidos desde el exterior será mayor.

Sabiendo ya las ventajas y las desventajas que ofrecen las ventanas de aluminio en Barcelona correderas, ¿En que deberíamos fijarnos para escoger un modelo de estas que sea saludable?

Deberemos fijarnos en la transmitancia térmica U, que nos refleja la cantidad de calor que pasa a través de la ventana, lo óptimo es que ronde un valor de 1,8m2K.

Y, por otro lado, la hermeticidad. Aunque siempre va a ser más hermética una ventana abatible, existen modelos que ofrecen una buena estanqueidad, lo ideal es buscar una de clase 3.