¿POR QUÉ ESCOGER ALUMINIO?

¿POR QUÉ ESCOGER ALUMINIO?

Existen numerosas razones por las cuales elegir carpintería de aluminio a la hora de renovar las aberturas y cerramientos de nuestra vivienda. Tan importante es el diseño como el material utilizado. Si bien, tradicionalmente, la madera ha sido empleada para este fin, actualmente el mercado ofrece múltiples posibilidades que resultan ventajosas con respecto a este material.

El aluminio es un metal que se diferencia de otros materiales por una serie de características que lo convierten en la opción más adecuada para las ventanas y puertas de aluminio de cualquier hogar. Su ligereza y resistencia lo hacen ideal para asegurar el confort y cubrir todas nuestras necesidades. Pero, vamos a ver con más detalles cuáles son sus principales ventajas.

Aislamiento térmico y acústico

Para medir el aislamiento térmico y acústico de las ventanas y puertas de aluminio de nuestro hogar, debemos tener en cuenta tres elementos: la permeabilidad al aire, la estanqueidad al agua y la resistencia al viento. La normativa de la Unión Europea clasifica los valores en diferentes clases numéricas que van desde el 1 al 4, siendo 1 el valor más bajo y 4 el valor más alto. Teniendo en cuenta estos valores de referencia, debemos instalar una carpintería de aluminio con valores iguales o superiores a la clase 3, para asegurar un eficaz aislamiento térmico y acústico. El acristalamiento de las ventanas de aluminio, nos proporciona a su vez una solución definitiva para minimizar el consumo de energía.

La durabilidad y el mantenimiento

El aluminio es un metal muy resistente a los factores ambientales externos. Hay ventanas y puertas de aluminio con más de 35 años en perfecto estado. Sus acabados anodizados y lacados permiten una mayor resistencia a la intemperie y la calidad de sus herrajes configuran un elemento clave en su durabilidad. La única condición para mantener como nueva nuestra carpintería de aluminio es mantener una limpieza mínima. Basta con limpiar nuestras ventanas y puertas de aluminio con un paño suave humedecido con agua y jabón.

Protección del medio ambiente

El aluminio proviene de la bauxita, el segundo elemento con más presencia en la corteza terrestre. Se puede reciclar tantas veces como se quiera con un bajo consumo energético y sin perder sus propiedades. No es tóxico y en caso de incendio no ocasiona emisiones de sustancias perjudiciales para el medio ambiente. Actualmente, un alto porcentaje del aluminio empleado en la fabricación de la carpintería de aluminio en Europa procede de plantas de reciclaje.