LA SEGURIDAD EN EL HOGAR

LA SEGURIDAD EN EL HOGAR

El robo en la vivienda es uno de los delitos que más alarma genera entre la sociedad y el que más crece en España. Curiosamente, la vivienda es la principal inversión para la mayoría de los ciudadanos y más de 4 millones de hogares carecen de medidas de seguridad según el último informe de Línea Directa de la División del Hogar. Lo más común es que los ladrones entren por las ventanas, extraigan el bombín de la cerradura principal o utilicen la técnica del resbalón, que consiste en usar una tarjeta para abrir la puerta de entrada.

Algunas medidas que podemos utilizar para evitar el tan temido robo pasan por cerrar bien puertas y ventanas, siempre con llave, procurar que tu puerta de entrada tenga al menos dos puntos de cierre, que no exista hueco entre la puerta y el suelo, y reforzar las bisagras de tu puerta para evitar que la levanten. Y ¿qué mejor opción que instalar una buena puerta de aluminio que cumpla con todos sus requisitos en cuanto a seguridad? A continuación vamos a ver qué características tienen y cómo podemos disfrutar de todas sus ventajas.

Las puertas de aluminio poseen un sistema de seguridad que nos garantiza una máxima protección debido a sus herrajes tipo gancho. Su constitución óptima y la resistencia del aluminio, convierte a las puertas de aluminio en unas excelentes candidatas para proteger nuestro hogar de los intrusos. Su parte interior está constituida por diferentes elementos que le confieren solidez: un aislante macizo de tablero marino con una hoja de espesor de 46 milímetros, bisagras anti-palancas embutidas en el marco y la hoja proporcionando una fijación integral, cerradura de seguridad embutida, tres puntos de anclaje, juntas de goma para asegurar el hermetismo tanto en la hoja batiente como en los marcos, entre otras.

Todas estas características hacen que las puertas de aluminio sean la mejor opción del mercado para aquellos usuarios que debido a las condiciones ambientales deban tener puertas resistentes a las inclemencias del tiempo. La madera o el hierro presentan un mayor deterioro y corrosión con el paso del tiempo.